El Sexto Lenguaje Del Amor

el-sexto-lenguaje-del-amor-3

(Artículo redactado por Alberto Hidalgo, psicólogo colegiado nº MU-03548)

Hace una semana, publiqué en mi web de seducción un artículo en el que hablaba sobre el libro “Los 5 Lenguajes Del Amor“, de Gary Chapman, el cual afirma que existen, principalmente, cinco maneras de expresar el amor. Sin embargo, poco después, estuve meditando sobre si, efectivamente, ésas eran las únicas maneras de expresar amor, o si existía alguna más. Enseguida, me di cuenta de que al menos faltaba una, faltaba un lenguaje del amor que Chapman no destaca en su libro. Este sexto lenguaje del amor es quizás el lenguaje más importante de todos, y abraza a los otros cinco.

A lo largo de todos estos años, he tenido la oportunidad de atender en mi consulta a multitud de parejas que, repetidamente, demandaban de su compañero/a cosas como éstas:

– “Mi pareja no se cuida“.
– “No tiene iniciativa“.
– “Está todo el día viendo la televisión“.
– “Apenas tiene ilusión por las cosas“.
– “No cree en sí mismo/a“.
– “No se valora“.
– “Depende demasiado de mí“.

Y en sentido contrario:

– “Lo que más me enamora de mi pareja es que le encanta su propia vida”.
– “Es feliz con cualquier cosa“.
– “Me encanta que se cuida mucho, es muy coqueto/a”.
– “Tiene mucha luz propia“.
– “Es muy independiente, tiene mucha iniciativa“.

La pregunta es: ¿estaban estas parejas de las que hablo demandando o valorando alguno de los 5 lenguajes del amor descritos por Chapman (palabras de afirmación, tiempo de calidad, recibir regalos, actos de servicio, y contacto físico)? Claramente, no. Lo único que pedían era que sus parejas se quisieran a sí mismas. Éste es un lenguaje de amor diferente, es el sexto lenguaje del amor: El amor por uno mismo.

amor-por-uno-mismo

Sin el amor por uno mismo, todos los demás lenguajes resultan viciados, contaminados. Por ejemplo, si tu pareja te expresa el amor mediante “Palabras de Afirmación” (como menciona Chapman), diciéndote que te quiere mucho, que te valora mucho, pero él/ella no se valora a sí mismo/a, y no es feliz con su propia vida, ¿qué tipo de amor es ese?, ¿cómo te llega ese amor? De manera contaminada. Sientes que algo falla. ¿Puede una persona triste animar a alguien, por muy buenas palabras de ánimo que te ofrezca? ¿Puede un “pobre” avalar a un “rico” por muy buena intención que tenga? Claramente, no. Poca credibilidad tiene ese aval.

De la misma manera, Chapman habla, por ejemplo, del lenguaje del amor “Actos de Servicio” (hacer cualquier cosa que sabes que a tu pareja le gusta que le hagas: lavar los platos, sacar a pasear al perro, pasar la aspiradora, planchar, etc.), y esto es una valiosa manera de expresar amor, siempre y cuando lo hagas de corazón. Sin embargo, si una persona no siente amor por sí misma, buscará fuera lo que no siente dentro, buscará en su pareja las virtudes que no es capaz de sentir por sí misma, y dependerá de ella para ser feliz, para sentirse valioso/a. Así pues, ya no será una relación de amor, sino de dependencia, y sus “actos de servicio” se convertirán, en realidad, en “actos de servidumbre o de sumisión”. ¿Por qué? Porque al depender de su pareja para ser feliz, hará cualquier cosa con tal de que ésta no se vaya, no la abandone. Del amor pasará al miedo, y será una relación llena de ansiedad y dependencia.

Está claro que los cinco lenguajes del amor descritos por Chapman son acertados, y es bueno tenerlos en cuenta para sentirnos en armonía con nuestras parejas, pero hay parejas que lo que más demandan es el sexto lenguaje del amor, que es que su pareja sienta amor por sí misma, que sienta entusiasmo por su propia vida, que tenga iniciativa, que se cuide a sí mismo/a, etc. ¿Por qué es tan importante esto? Porque si tienes una pareja que siente felicidad dentro de sí misma, los otros cinco lenguajes del amor te los expresará, realmente, y de verdad, desde el amor, no desde la dependencia, no desde la necesidad, no desde el miedo, y entonces, sentirás realmente un amor sano.

A partir de ahora, ya tienes un elemento más para saber por qué tu relación de pareja no está funcionando o por qué sí lo está. Puede que os expreséis mediante varios de los lenguajes del amor descritos por Chapman, pero si no existe el sexto, difícilmente fluirán bien los otros cinco. Atentos a este sexto lenguaje del amor, el más importante de todos, el amor por uno mismo. ¿Se quiere tu pareja a sí misma, se valora? ¿Te quieres a ti mismo/a, te valoras? Si la respuesta es un sí, vuestra relación se desarrollará de manera fluida y sana.

* * * * *

a891Si tienes problemas de pareja, y quieres resolverlos, o mejorar tu relación, o deseas tratar cualquier otro tema personal, puedes contactar conmigo escribiéndome un email a: ahidalgopsicologo@hotmail.com, o llamando al teléfono 637-662-234 (o escribiendo un whatsapp).