¿Es lo mismo tener seguridad que tener autoestima?

Buena autoestima

Diferencias entre tener seguridad y autoestima.

A menudo, se confunden ambos términos. Se piensa que si alguien tiene seguridad, necesariamente, tiene que gozar de una buena autoestima, pero vamos a comprobar si esto es así, o no.

Para clarificar el asunto, vamos a definir primero los dos conceptos, y veremos después qué relaciones encontramos entre ambos.

– Tener seguridad significa no mostrar dudas, ser firme y decidido en la forma de proceder y de actuar.

– Tener autoestima significa (como bien indica la propia palabra) sentir estima por uno mismo, apreciarse, sentir amor por uno mismo.

Como ejemplo de alguien seguro en su forma de actuar, de proceder, de comportarse, podemos escoger el de un agente de seguridad, por algo, justamente le llaman así, “seguridad”.

Cuando lo ves, sus características externas son inequívocas, es firme, decidido, no tiene miedo, no duda, es seguro. ¿Significa eso que tenga buena autoestima? No tiene por qué, puede que sí, o puede que no. Si además de ser seguro, se quiere a sí mismo, se estima, se aprecia a sí mismo, entonces tendrá ambas cosas, seguridad y autoestima. Si no, sólo tendrá seguridad.

¿Cómo podremos saber si alguien, sea el que sea, goza de buena autoestima, además de seguridad? Hay un par de síntomas muy clarificadores para distinguirlo:

1) Cómo se relaciona y trata a los demás. Si una persona se muestra muy segura pero no aprecia a los demás, o tiene serias dificultades a la hora de relacionarse, podremos confirmar que no tiene una buena autoestima, pues alguien que sí la tiene, al quererse a sí mismo, le es muy fácil querer a los demás, relacionarse con los demás, y tratarlos bien. Le sale espontáneamente, más allá de su voluntad.

2) La alegría. Cuanto más seria sea esa persona, cuanto más obsesionada esté por hacer las cosas perfectas, cuanto más se enfoque en los resultados de manera inflexible y obsesiva, más probable será que tenga una baja autoestima. Puede que muestre mucha seguridad por fuera, y que actúe de manera muy firme, pero eso no significará buena autoestima, más bien lo contrario. El que tiene una buena autoestima, al sentirse a gusto consigo mismo, le saldrá la sonrisa fácilmente, será alegre, relajado y espontaneo, no podrá evitarlo.

Buena autoestima

La buena autoestima

Una persona con buena autoestima es justo lo contrario de alguien serio y obsesivo. Para alguien con buena autoestima, la vida es una celebración, no un problema por el que estar siempre preocupado.

Podemos encontrarnos, por ejemplo, con un brillante hombre de negocios, un hombre seguro de sí mismo, decidido, firme, etc. Sin embargo, si siempre es serio, si siempre está preocupado, si apenas sonríe y, además, trata con desprecio a los demás, podremos asegurar que tiene una baja autoestima, cosa que, por otra parte, será incapaz de reconocer porque creerá que su éxito le hace ser mejor que los demás, y pensará que eso es autoestima, pero se equivoca, no lo es. Una persona con verdadera autoestima jamás se creerá mejor que los demás. Para ésta, toda persona es igualmente valiosa, más allá de su cualquier tipo de característica o condición humana, sólo por ser persona.

Por tanto, en la medida que una persona enfoque su vida en el logro, en el tener, en el poseer, para sentirse valioso, estará reflejando, precisamente, que no se siente valioso y, al carecer de amor por sí mismo, trata de cubrir esa carencia con posesiones, con control sobre los demás, con poder, etc.

Hemos visto, pues, que no toda persona segura tiene por qué gozar de una buena autoestima. A veces sí, a veces no, pero, ¿y al revés? ¿Toda persona con buena autoestima será segura?

Sí, lo será, pero no en el sentido tener el control, de dominar a los demás, de querer ser alguien seguro, sino en el de no tener miedo, el de sentirse libre y fluir espontáneamente con los demás, todo ello, como fruto de su alegría, del aprecio y de la estima que siente en su interior.

Conclusiones:

Toda persona con autoestima siempre será segura, pues fluye por la vida sin miedo, con espontaneidad, sin dudar, pero hay personas seguras que no tienen una buena autoestima.

¿Cómo saber diferenciarlos? Si esa persona no ríe, no suele estar alegre, si no se aprecia a sí mismo, ni a los demás, podremos asegurar que no tiene una buena autoestima.

(Artículo redactado por Alberto Hidalgo, psicólogo colegiado nº MU-03548).

* * * * *

Lecturas recomendadas:

Me afectan demasiado las opiniones de los demás.

Diferencias entre ansiedad y estrés.

* * * * *

a891Si te sientes con baja autoestima, o quieres tratar cualquier otro tema personal, puedes contactar conmigo escribiéndome un email a: ahidalgopsicologo@hotmail.com, o llamando al teléfono 637-662-234 (o escribiendo un whatsapp).