¿Sabes si tus celos son normales, o tienes un problema?

celos

Cómo saber si tus celos son patológicos.

Hoy, vamos a hablar de los celos. ¿Qué significa la palabra “celos”, de dónde proviene? Del latín zēlus ‘ardor, celo’, y este del griego ζεῖν (zein = hervir).

Trasladando su significado primitivo a la actualidad, podríamos decir que los celos son el “ardor” que sientes cuando ves que puedes perder algo que es importante para ti, que guardas con “celo”. Normalmente, los celos suelen referirse a los que se dan en el área de la pareja, pero también pueden surgir en otras áreas (familia, trabajo, amistad, etc.). Aquí vamos a tratar los de la pareja, que son los más habituales.

Hay dos tipos de celos: 1) los que podríamos llamar celos “normales” o adaptativos, y 2) los celos patológicos o celotipia.

Los primeros pueden ser considerados como celos adaptativos porque constituyen una respuesta emocional que trata de servirnos ayuda para adaptarnos al medio. Funcionan a modo de alarma que nos avisa de que podemos perder a la persona que amamos, y por ello, trata de advertirnos de dicho peligro, de que tenemos que hacer algo para impedirlo. Hasta aquí, todo correcto.

Pero estos celos adaptativos son muy diferentes de los segundos, los celos patológicos, donde la persona ve peligros que no existen (sólo están en su mente), y lo peor de todo, responde con agresividad física o verbal, ya sea contra su pareja, contra sí mismo o contra los demás. Esos ya no son celos adaptativos, sino todo lo contrario, son completamente desadaptativos. Y lo son, por dos razones:

1) Porque con sus ataques puede producirle un daño físico y/o psicológico a la persona que supuestamente ama. Eso es justamente lo contrario del amor.

2) Porque no sólo no soluciona el problema de que su pareja pudiera irse con otra persona, sino que con su respuesta de celos le está dando más razones para que desee hacerlo.

¿Quieres saber si tienes celos normales o patológicos? Revisa estos indicadores:

¿Hechos o imaginación?

¿Tus celos se disparan cuando ves, ante ti, hechos reales o, sólo están basados en tu imaginación? No es lo mismo sentir celos cuando ves que tu pareja, en persona, está flirteando con alguien delante de ti, que estar en tu casa, e IMAGINAR que tu pareja flirteando con otro/a, o te está engañando con otro/a, y creer realmente que eso es así, como si eso fuera un hecho real, confundiendo realidad con ficción. Si te ocurre esto, tienes un problema.

¿Sientes celos frecuentemente, o esporádicamente?

Puedes saber si tienes un problema de celos por la frecuencia que los padeces. ¿Te vienen pensamientos de celos muy de vez en cuando, y en situaciones muy puntuales, o estás casi todos los días, y a todas horas, sufriendo y dándole vueltas al asunto? Cuanto más tiempo, y más número de veces repetidas sientas celos, más claro está que tienes un problema de celotipia.

¿Cómo de intensos son tus síntomas?

Cuando tienes celos, ¿notas cosas como que se te acelera el corazón, que tu pensamiento va rápido y acelerado, que te afecta al estómago, que tienes dificultades para conciliar el sueño, etc.? Cuantos mayor número de síntomas notes, y más intensos sean estos, más problema de celos tienes.

¿Haces vida normal, o te afecta a otras áreas de tu vida?

El sufrimiento a causa de tus celos, ¿te está impidiendo que continúes desarrollando las actividades que antes sí realizabas? Por ejemplo, ¿antes podías estudiar, y ahora te es imposible porque los pensamientos te invaden la mente? ¿Antes salías con tus amigos y disfrutabas con ellos, pero ahora prefieres quedarte en casa, porque estás demasiado preocupado/a dándole vueltas al tema de si tu pareja está con otro, o con otra? Si tus celos te están afectando a otras áreas de tu vida, tienes un problema de celos.

¿Cómo de agresiva es tu respuesta cuando te pones celoso/a?

Este es el apartado más importante de todos. Cuando sientes celos, ¿gritas, insultas, amenazas? Tienes, realmente, un problema de celos cuando tu respuesta (física o verbal) es agresiva hacia tu pareja o hacia cualquier otra persona relacionada con tus celos. Si te ocurre esto, es una señal inequívoca de que debes pedir ayuda cuanto antes para evitar que puedas hacer daño a alguien, ya sea física, moral o psicológicamente.

Aunque para solucionar el tema de los celos, lo mejor es acudir a la consulta de un profesional, en el post que publicaré en los próximos días dejaré unas indicaciones que pueden servir de ayuda para aliviar el problema.

(Artículo redactado por Alberto Hidalgo, psicólogo colegiado nº MU-03548).

* * * * *

Lecturas recomendas:

¿Te gusta llevarte mal con tu pareja?

Me afectan demasiado las opiniones de los demás

a891Si padeces de celos, y quieres resolverlos, o mejorar tu relación de pareja, o deseas tratar cualquier otro tema personal, puedes contactar conmigo escribiéndome un email a: ahidalgopsicologo@hotmail.com, o llamando al teléfono 637-662-234 (o escribiendo un whatsapp).